manoir domaine de Bois Roger
La historia de un lugar

La historia de Cléville es la de un pueblo del País de Auge de 382 habitantes, enteramente dedicado a la ganadería y a la producción agrícola, con un hábitat muy antiguo: casas solariegas y edificios con estructura de madera, teja, paja y mazorca, ubicados en caseríos, unidos por senderos hundidos y arboladas.

Para remediar la pobreza que padecían los fieles, el abad Quesnel creó en 1775 una escuela de confección. A principios del siglo XX, se inauguró una quesería, comprada en 1920 por Lepetit y vendida después a la empresa Besnier, que cerró el establecimiento. Hoy en día, la región alberga granjas de caballos trotones y de silla y numerosas yeguas de cría.

Un lugar que inspiró al director Jacques Perrin

En la Mansión de Bois Roger fue donde el director Jacques Perrin desarrolló el proyecto de la película «Nomádas del viento», ganadora del César 2002 al mejor montaje. Le seguirían las películas «Océanos» y «Las estaciones»,himnos a la naturaleza, la fauna y la flora.

Aún hoy, la Finca de Bois Roger está impregnada del trabajo de Jacques Perrin, que crió y adiestró grullas y ocas para la película. Los visitantes que se hospedan en la Finca, a veces se han cruzado con las cigüeñas y otras aves migratorias, que también han llegado para reponer fuerzas.

La aventura continúa

Valentine Lambert, empresaria amante de los retos, llevaba varios años buscando un lugar excepcional en la región de Normandía, una región que, además, le apasiona. Encontró un lugar con un objetivo muy especial: el de encontrarse y reunirse con alegría y tranquilidad. A Valentine le apasionan las historias familiares. Le encanta disfrutar de estos encuentros, ya que ella misma procede de una familia numerosa y es madre de seis varones. Por tanto, de forma natural, tomó el relevo para continuar la aventura de Bois Roger, que cuenta con todas las características para crear lo inesperado, realizar celebraciones y sentirse como en casa.

(Français) Associations partenaires

(Français) L’association « Amis des Marais de la Dives » est née de la volonté de pérenniser ce patrimoine original normand : le cœur humide de la Vallée de la Dives. Les actions de l’AMD sont guidées par trois objectifs : étudier, préserver et valoriser les marais de la Dives dans une philosophie de dialogue, d’ouverture et de concertation avec tous les acteurs du territoire. Au travers de ses nombreuses actions, l’AMD tente de développer une prise de conscience du rôle des zones humides et des services écosystémiques qu’elles nous rendent (épuration de l’eau, régulation du débit des cours d’eau, réserve d’eau potable, réservoirs de biodiversité, atténuation des effets du changement climatique …) en synergie avec les activités du territoire. l’AMD conduit également des inventaires naturalistes dans différentes thématiques (ornithologie, entomologie, botanique, amphibiens, mammifères …) dans le but de mieux prendre en compte la biodiversité des marais, de la faire connaître et de sensibiliser les publics à sa fragilité.